Gobierno lanza Política de Protección a la Vida y
la Institucionalidad de la familia
Ministerio de Educación, Ente Rector de la Política Pública


El Presidente de la República, Alejandro Giammattei y la Ministra de Educación, Claudia Ruíz de Estrada junto a Keila Gramajo, Secretaria de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan); Gabinete de Gobierno y sectores de la sociedad civil, lanzaron la “Política de Protección a la Vida y la Institucionalidad de la Familia”,

El Ministerio de Educación es el Ente Rector de esta Política Pública, un compromiso que se asume con responsabilidad para promover la articulación de programas y proyectos de las entidades del Estado para alcanzar un mismo fin: la protección de la vida y la institucionalidad de la familia.

En este sentido se desarrollarán e implementarán las políticas, estrategias, programas y proyectos dirigidos a cumplir los objetivos; lo que comprende un conjunto de acciones que faciliten a las personas y la familia el desarrollo integral de la persona humana, la educación vinculada a la asistencia social, salud, seguridad alimentaria y nutricional, agua y saneamiento, capacitaciones para acceder a oportunidades de empleo y emprendimiento para el logro de mejores condiciones de vida.

Por lo que se busca optimizar la intervención y observancia de los derechos en todas las etapas de la vida del ser humano, con apoyo de los mecanismos que otorga el Estado desde la Constitución Política de la República de Guatemala, las leyes ordinarias y sus reglamentos, inserserción en el Sistema Educativo Nacional de acuerdo a la normativa vigente.

Se atenderá desde los siguientes ejes estratégicos: a) Prenatal y Primera Infancia, b) Niñez y adolescencia, c) Juventud y adultez y d) Adulto mayor. La etapa Prenatal y Primera Infancia, según la evidencia científica, demuestra que los primeros mil días está comprendida desde la concepción hasta los dos años de edad y es crucial para el desarrollo y la salud del ser humano.

En la niñez y adolescencia es necesario fortalecer la articulación de los planes y programas que se implementan a través de las distintas políticas públicas, para garantizar su supervivencia, seguridad y desarrollo integral.

La importancia en los jóvenes es vital, en hábitos de estudio, trabajo, valores, habilidades sociales y forma relacionarse con el mundo, incluso en la prevención de la violencia que contribuye a mejores condiciones de vida. En la etapa del adulto se fortalecerán las capacidades para obtener condiciones sostenibles y finalmente el eje del adulto mayor en temas relacionados con el legado de valores heredados a las nuevas generaciones.

Estas acciones para el bienestar de los ciudadanos guatemaltecos se enmarcan en la Política General de Gobierno en atención a los cinco pilares fundamentales.